El gerente de Proaguas defiende el papel de las Diputaciones en la gestión de los servicios de agua potable y alcantarillado

Durante las jornadas del XXXV Congreso de la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento, celebrado los días 27, 28 y 29 de Marzo en Valencia, el gerente de Proaguas, Antonio Carbonell, expuso la necesidad de mejorar la eficiencia en la prestación del servicio de agua potable y alcantarillado, en los municipios de menor población por diferentes motivos.

La escasez de recursos humanos a nivel municipal para la adecuada gestión de estas herramientas, se traduce generalmente en una falta de operatividad real de la red, así como un mantenimiento inadecuado de las inversiones realizadas. Igualmente, la falta de homogeneidad y cierta arbitrariedad en los criterios empleados en la fijación de las tasas municipales pagadas por los usuarios, refleja grandes diferencias en su valor entre municipios similares en cuanto a tamaño, proximidad y estructuras hídricas.

El modelo actual no garantiza que los precios del agua cubran los costes del servicio; y mucho menos para cubrir los gastos necesarios para una adecuada gestión. Como consecuencia, el principal riesgo de una gestión deficiente en materia de agua de consumo es sin lugar a dudas el riesgo sanitario, lo que constituye un objetivo prioritario.

En conclusión, la asunción por parte de la Diputación Provincial, de la prestación del servicio permitirá reducir los costes de los servicios municipales, generando economías de escala y utilizando la mayor capacidad técnica, para realizar una gestión eficiente y sostenible del agua en la provincia de Alicante.